El Óbolo de San Pedro es una iniciativa de solidaridad de parte de los fieles de todo el mundo que, mediante sus donaciones, financian la misión de la Iglesia católica y de las obras de caridad. El Óbolo de San Pedro tiene orígenes seculares; se habla de él ya a fines del siglo VIII cuando los anglosajones, luego de la conversión al cristianismo, se sintieron tan ligados al Papa que decidieron enviarle periódicamente una contribución: nace así el Denarius Sancti Petri (“Limosna a San Pedro”) que tuvo una rápida difusión en los demás países europeos. Luego de varias vicisitudes, el Óbolo fue “bendecido” por el papa Pío IX con la encíclica Saepe venerabilis de 1871.

Es el espíritu de compartir y de compasión el que anima a los fieles de todo el mundo y los impulsa a contribuir con sus donaciones. Desde este punto de vista, #OrdinaryHeroes, fiel a los valores de caridad y compasión que representa, ha decidido aportar su propia contribución y financiar el Óbolo de San Pedro, destinando una parte de las ganancias obtenidas por la venta de las camisetas a las Obras de Misericordia.

En los últimos años el Óbolo de San Pedro ha intervenido en Bangladesh reconstruyendo las viviendas de 55 familias de todos los credos religiosos, destruidas por atentados terroristas; para los jóvenes refugiados del Kurdistán, el Óbolo ha puesto a disposición 10 becas de estudio para acceder y completar su educación universitaria, con vistas a una futura reconstrucción del País. Pero esto no es todo: las ofrendas del Óbolo de San Pedro recolectadas por la diócesis de Cremona se destinarán a los obispos de Haití, que fue afectada recientemente por un huracán.

Estas son solo algunas de las Obras de Misericordia: visita el sitio del Óbolo de San Pedro para más información.

Óbolo de San Pedro.